Los millenials no están tan interesados en el sexo

Los millennials están teniendo menos sexo que las generaciones anteriores, de acuerdo con un estudio reciente publicado en la revista Archives of Sexual Behavior. El estudio, realizado por investigadores de la Universidad de Florida Atlantic, encontró que el 15% de la generación del milenio que están entre los 20 años de edad y 24 dijeron que no tenían parejas sexuales desde que cumplieron los 18; para las personas de la misma edad que nacieron en la década de 1960, sólo el 6% dijeron que no habían tenido relaciones sexuales. Al plantear esto en una discusión informal en Fontaneria en Madrid todos quedaron pasmados, siempre se pensó que era al revés.

Mientras que algunos expertos creen que una mejor educación sexual y el acceso a la pornografía podrían explicar esta estadística, la doctora Helen Fisher, antropóloga y Jefa Asesora Científica de Match.com, sugiere que la generación del milenio no está involucrándose tanto sexualmente por dos razones fundamentales.

Primero, porque la generación del milenio es más ambiciosa en sus carreras, y en segundo lugar, porque son más cautelosos sobre su vida sentimental. Es bueno que la juventud sea tan ambiciosa, en cerrajero Malaga nos gusta tener personas así en nuestra fuerza laboral. Ella cree que la generación del milenio se está centrando en sus carreras más que en el sexo y el amor, y manteniendo a raya el tener relaciones sexuales regulares hasta que estén listos para comprometerse a una relación seria. Lo cual en Electricistas Madrid denotan como muy saludable.

“Cuanto más tienes que ofrecer a una persona en cuanto a la educación y la capacidad de obtener ingresos y el valor social neto, más probabilidades hay de encontrar a una  persona con un alto “valor de pareja”, dijo Fisher. Ella describe ‘valor de pareja’ como el valor que tiene una persona dentro de una relación, y establece que se mide por la calidad que puede ofrecer a su compañero de viaje en materia sentimental.

Los jóvenes también están poniendo sus carreras por delante de casarse. “En el pasado, con el fin de ser un adulto, realmente se tenía que estar casado”, dijo el experto. “Esta generación no está interesada en casarse.” Si bien tener una vida sexual activa no significa estar interesado en el matrimonio, Fisher dijo que las relaciones sexuales hacen que las personas sean más susceptibles a apegarse y enamorarse.

“Cuando se tienen relaciones sexuales con alguien se pueden atrapar también sentimientos románticos” explicó, añadiendo que al tener un orgasmo desencadena las hormonas que inspiran sentimientos de apego, como la oxitocina – una hormona liberada por los dos sexos. “La conclusión es, el sexo casual no es casual. Conduce a las relaciones.”