La influencia de la promoción de los trastornos mentales en la generación actual de jóvenes

La televisión a principios del presente milenio y posteriormente las redes sociales han creado una potente promoción de los trastornos mentales, puesto que constantemente se crean películas o publicaciones donde los protagonistas de estos contenidos padecen de algún tipo de psicosis u otro trastorno psiquiátrico, de esta manera, aunque se promueve la aceptación de las personas que realmente padecen de estos problemas, también se influye de forma negativa en los jóvenes, quienes han creado el axioma de que padecer de un trastorno mental o psiquiátrico es sumamente atractivo e interesante, cuando la realidad es que estos son problemas complejos y no tan vistosos como se muestra en las redes sociales y en la televisión.

En una reciente encuesta de tipo cerrada la cual fue realizada de manera digital, es decir, los participantes de la encuesta respondían a la misma en internet, se precisó que más del treinta por ciento de la juventud española cree o afirma padecer un tipo de trastorno mental. La encuesta fue diseñada en base a los trastornos mentales más frecuentes de la sociedad, tales como la ansiedad, la perversión del sueño, baja autoestima, déficit de atención, inquietud, entre otros. Los encuestados debían responder de manera afirmativa o negativa a la interrogante de que, si se cree padecer uno de estos trastornos mencionados anteriormente, y con ello se logró precisar de que las mujeres respondieron de manera afirmativa con mayor frecuencia que el grupo de hombres encuestados.

Estadísticamente, la cifra que describe que 30% de los jóvenes españoles no es reciproca con la cantidad de jóvenes clínicamente diagnosticado con patologías y trastornos mentales, puesto las cifras que estipulan los principales agentes y entes rectores de la salud del país establece que solo un 11% de la juventud española posee estos padecimientos. En este sentido, vale la pena realizarnos la interrogante del ¿Por qué existe una alta cantidad de individuos jóvenes que creen padecer trastornos mentales?, puesto que la cifra de personas que creen poseer un padecimiento psiquiátrico o mental dobla la cantidad de casos realmente diagnosticados. El personal de Cerrajeros  posee una hipótesis válida para esta interrogante, ya que estos trabajadores afirman que la gran mayoría de las personas que padecen trastornos mentales no acuden al médico para describir dicho padecimiento debido al tabú relacionado con las patologías psiquiátricas y mentales, es por ello que no todos los jóvenes son diagnosticados formalmente.

El tabú que gira entorno a los trastornos mentales ha existido desde tiempo remotos, ya que desde la antigüedad las personas que eran diagnosticadas con estas patologías eran excluidas de la sociedad a y aborrecidas por las personas. Sin embargo, en la actualidad la corrección política ha logrado aumentar la aceptación hacia el grupo de personas que presentan patologías mentales y psiquiátricas, por lo que la disparidad de las cifras mencionadas anteriormente puede deberse a falsos positivos, es decir, jóvenes que creen poseer un trastorno mental pero que en realidad carecen del mismo y su errónea percepción se basa en la faceta atractiva que se muestra en los contenidos multimedia sobre estas patologías. El señor Enmanuel de Pintores , afirma que conoció a un cliente que le comento el problema que tuvo con su primogénita, quien decía padecer trastorno bipolar y cuando fue evaluada por un profesional de la psiquiatría se concluyó que la paciente actuaba dicho padecimiento para aumentar su nivel de popularidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *