La educación pública en España

La famosa generación perdida de jóvenes es un problema para el futuro de nuestro País, muchos de estos jóvenes han dejado los estudios a una edad muy temprana, otros han dejado de estudiar carreras o ciclos formativos para ponerse a trabajar en cualquier sitio mal pagado y de forma que los exploten, otros a pesar de haber estudiado sólo pueden aspirar a encontrar trabajos basura.

Echando la vista atrás podemos decir que muchos de estos problemas han sido originados por el cambio tan abismal que ha tenido y sigue teniendo la educación pública en España. Los jóvenes prefieren hacerse cerrajeros Ferrol antes que seguir dando tumbos mientras intentar averigüar qué están estudiando.

El pilar de este problema radica en la calidad de los profesores que se ha visto disminuida a lo largo de los años, por ejemplo su forma de dar las clases, antes ponían mucho más ímpetu en enseñar, ahora muchos de ellos se limitan a leer el libro y ya que estudie quien pueda sin motivar a sus alumnos y perdiendo también ellos la motivación por su trabajo, otra cuestión es el temario, los libros son cada vez más extensos sin embargo en la mayoría de las ocasiones los alumnos no llegan a ver ni la mitad del libro, como podemos ver los profesores dan cada vez menos materia en sus clases.

Los planes de estudio para los profesores y maestros deberían actualizarse para poder mejorar esta situación docente, la formación continua debería ser esencial para este tipo de trabajo , ya que aquí está la clave de nuestro futuro. Con profesores desmotivados no esperemos que los alumnos brillen demasiado, formado así una cadena desastrosa para el futuro laboral de muchos de ellos.