¿Generación o generaciones perdidas?

Se habla de una generación perdida, la de los jóvenes que no llegan a la treintena y que no lo han tenido ni lo tienen nada fácil en el ámbito laboral, jóvenes que carecen de experiencia y que no encuentran oportunidades de ningún tipo, ni ajustadas a sus conocimientos, cada vez más amplios, ni de ningún otro tipo.

Cierto es que el suyo es un futuro poco prometedor, que no lo tienen fácil no saben si después de la carrera van a tener suerte en lo suyo o van a tener que trabajar en una pizzeria o de cerrajeros urgentes Sevilla, que muchos se ven obligados a irse al extranjero a buscarse un porvenir que se les niega una y otra vez en su propio país.

generacion-perdida-2

¿Pero es esta la única generación perdida a causa de la crisis? Cuando se habla de la situación laboral se habla mucho del paro juvenil, que ciertamente es un verdadero problema. Se piensa en todos esos chicos que no se pueden emancipar por falta de oportunidades y que ni se atreven a soñar en algo que otros muchos algo más mayores tienen en mente, como es la jubilación.

Sí, tal vez sea una generación especialmente sensible a una situación económica, pero esas mismas circunstancias también afectan a otras generaciones. Generaciones de personas que rozan los cuarenta y que han visto como se quedaban sin empleo y como, atados por una familia, no podían ni plantearse buscar oportunidades en otros lugares o tenían que hacerlo dejando a los suyos a centenares de kilómetros.

Generaciones de personas con más de cincuenta años que, a pesar de su precariedad laboral intentan ser el sustento de sus hijos como lo hacen los desatascos economicos Madrid. O que han perdido sus trabajos y ven como tienen una edad que directamente supone quedar fuera del mercado laboral. Personas que han cotizado durante años y cuyas jubilaciones se verán considerablemente mermadas por el desempleo y los subsidios.

¿Generación perdida? Tal vez habría que hablar de “generaciones”, porque la crisis económica afecta a todos. Afecta de distinta manera según la edad de cada uno, cierto, pero afecta a todos al fin y al cabo.