Generación de jóvenes

La generación de jóvenes de unos 30 años está actualmente en una situación llamada la generación perdida, esta situación es llamada así debido a los amplios conocimientos que han ido adquiriendo estos jóvenes a lo largo de su vida a nivel teórico, pero que escasea a nivel práctico, es decir una persona de unos 18 o 19 años que ha acabado bachillerato, realiza la selectividad y comienza a estudiar una carrera, una vez que acaba la carrera a sus 21 o 23 años se encuentra con la crisis del ladrillo en España, crisis que afectó a la construcción en el año 2008 y por la que estalló la temida burbuja inmobiliaria. Se puede decir que estos jóvenes han sido las peores víctimas de la crisis ya que han sido los más afectados a nivel laboral.

Tenían la teoría pero no la práctica, muchos de ellos han encontrado trabajo de becarios cobrando salarios de risa, otros ni si quiera han encontrado trabajo debido a que la mayoría de las empresas requerían experiencia mínima que no tenían, por lo que se sitúa una generación de unos 30 años la cual no ha empezado ni a cotizar y no han adquirido la experiencia necesaria para poder aplicar la teoría que han estudiado durante tanto tiempo.

Otros de ellos ante las expectativas que se podían intuir en España fueron más avispados y se marcharon al extranjero para poder encontrar allí mejores oportunidades laborales, en algunos casos estos jóvenes emigrantes no han regresado aún a España, lamentablemente esta situación es perjudicial para nuestro País ya que ha perdido un gran número de personas muy bien formadas y preparadas que se marcharon debido a la situación económica vivida en aquellos momentos en España pero que a pesar de haberse mejorado un poco no piensan regresar ante el miedo de no encontrar aquí un trabajo con las mismas condiciones que en el extranjero.