Category Archives: Noticias

Uber, cada vez más problemático

Uber, el servicio privado de transporte, ha crecido significativamente en los últimos años, en gran parte gracias a su oferta de eficiencia, eficacia y seguridad. Aunque ha habido ciertos problemas en algunos países, la empresa ha sabido mantenerlos como casos aislados que no han podido desprestigiarlos.
A pesar de esto, se entrevistaron a veinte jóvenes usuarios de este servicio en un estudio reciente, y los resultados fueron algo alarmantes. Pese a que la mayoría coincide en que el servicio es bueno, hay algunas quejas que no se deben ignorar. De los veinte usuarios, únicamente cuatro se mostraron totalmente conformes con el servicio que ofrece Uber, mientras los otros dieciséis tuvieron algún comentario o queja.

uber
La primera de ellas fue que los usuarios se han mostrado inconformes por el aumento en las tarifas, servicio que Uber llama tarifa diferenciada cuando existe una alta demanda de autos en ciertas zonas. Si el usuario lleva prisa, se ve forzado a viajar en un taxi de la calle, utilizar un servicio similar, o aceptar la tarifa diferenciada, que en ocasiones es un cargo hasta del doble del total de un viaje normal.

Otras quejas recurrentes entre los jóvenes usuarios son que los conductores han robado sus pertenencias olvidadas algunas veces, o han tomado un camino más largo del que les indica el sistema de navegación GPS, solamente para que la tarifa del viaje aumente. Esto se debe a que muchos conductores logran aprobar por poco puntaje los exámenes de manejo y psicométricos que Uber realiza para poder otorgar la licencia.

Como sugerencias para mejorar la calidad del servicio, los usuarios manejaron algunas propuestas interesantes, entre ellas un sistema de calificación más detallado para los conductores, ya que muchas veces las cinco estrellas no son suficientes, demandando algún tipo de denuncia inmediata para un conductor grosero, abusivo o que no prestó el servicio adecuado. Otra sugerencia propositiva ha sido el mejorar el servicio llamado UberPool, el cuál se presta a robos o asaltos, ya que es un auto compartido y cualquiera de las dos partes se arriesga a viajar con compañía peligrosa o no deseada. Noticias actuales del tema en: http://tecnologia.elpais.com/tecnologia/2016/05/11/actualidad/1462973003_473243.html

Las relaciones sociales en los jóvenes en la nueva era

Las relaciones sociales siempre han sido un tema merecedor de estudios a lo largo de los años, pues las personas son muy distintas y a pesar de las diferencias culturales, sociales y económicas, existen patrones que se han mantenido a lo largo de los siglos. Pero hoy, nos encontramos con una era distinta que está cambiando radicalmente este tipo de relaciones.

Las redes sociales se han convertido en una ventana abierta hacia la intimidad de las personas, sobre todo de los jóvenes, aunque es cierto que cada persona comparte lo que le plazca, muchas personas se exceden en la cantidad de información que revelan a sus contactos, algunas veces sin dimensionar la seguridad y el riesgo a que su información personal se vea comprometida.

Las dos “palomitas” azules de Whatsapp y el “visto” de Facebook son medidas drásticas que han tomado estas redes sociales para lograr el más posible acercamiento a la realidad. El joven usuario, al recibir estas señales y ninguna respuesta, se siente ignorado, lo cuál sería el equivalente a hablarle a una persona cara a cara y que te ignore por completo. Esto ha generado muchos problemas en las relaciones formales, ya que las parejas se obsesionan con el “visto”, las dos “palomitas” azules o con tan sólo ver en línea a la otra persona.

Otras medidas problemáticas son los ya comunes “likes” de redes como Twitter, Facebook o Instagram, los cuales pueden comprometer a una persona o hacer sospechar de cierto comportamiento infiel en una relación. Algunos estudios se han llevado a cabo y se ha concluido que algunas parejas jóvenes que espían sus comportamientos por estas redes, suelen tener más problemas que las parejas alejadas de este tipo de redes sociales.

Las sugerencias principales para evitar estos problemas son, medir el tiempo que se pasa en las redes sociales, anteponer la convivencia y el contacto físico sobre el que se tiene en las redes, adoptar pasatiempos que se alejen de estas páginas y, sobre todo, respetar la privacidad de las personas, así como revisar las medidas de seguridad de nuestras propias redes y perfiles personales.

 

La falta de identidad en los jóvenes del nuevo siglo

A pesar de que algunos jóvenes logran llegar a la adultez con una identidad marcada y objetivos bien planteados, la mayoría de los jóvenes que alcanzan los veinte años en este siglo se han visto cuestionados por dudas sobre su futuro profesional, sus gustos personales, sus amistades y su familia.

Los medios masivos de comunicación tienen mucho que ver, aunque no son determinantes como en épocas anteriores. El principal aliciente en este siglo ha sido el internet, ya que los llamados “millennials” se encuentran en la era de lo viral, la inmediatez, las redes sociales y las celebridades e ídolos plásticos que se basan en una filosofía de puro estilo y cero substancia. Al tener este tipo de modelos a seguir, los jóvenes absorben un poco de cada cosa que ven, por lo que les es imposible definir sus verdaderos gustos y personalidad.

La presión social es algo que influye también de manera determinante, ya que estos jóvenes se ven forzados a compartir prácticamente cada acción de su día en las diversas redes sociales, llámese YouTube, Facebook, Twitter, Whatsapp, Instagram, Vine, Snapchat, Periscope, y muchas otras más que surgen para un fin específico. Estas redes se vuelven un escape de la realidad para la nueva generación, ya que la interacción y la comunicación se transforman, volviendo anticuada la conversación cara a cara.

El contacto físico, los saludos y las despedidas de mano, e incluso acciones básicas como hablar por teléfono es incómodo para esta generación, ya que prefieren hacer todo detrás de un teclado, por medio de la pantalla de un teléfono inteligente, y primordialmente, una cámara no profesional.

Otra característica común entre estos jóvenes que alcanzan la madurez en el nuevo milenio, es que dejan el futuro profesional a la deriva y muchas veces eligen mal su carrera profesional. Además de que sus amistades cambian constantemente, ninguna es lo suficientemente fuerte como para mantenerse a largo plazo. La familia es otro asunto que estos jóvenes no toman en serio, sus relaciones son distantes y ven cada vez más lejos el formar una familia propia y mucho menos tener hijos.

 

Estudiar y trabajar, ¿es posible?

A lo largo de la historia, la mayoría de los jóvenes de España y el resto del mundo se encuentran con una decisión complicada, estudiar y trabajar. Esto suele suceder en los jóvenes de clase media y clase baja, que necesitan de un trabajo para poder solventar sus estudios o sus gastos personales, y se ven en la necesidad de tomar una decisión que va a marcar el resto de sus vidas, tanto profesional como personalmente.

Existen variedad de casos entre estos jóvenes, el primero son los jóvenes que terminan sus estudios medios pero no estudian una carrera profesional. El segundo son los jóvenes que logran entrar a una carrera profesional, pero no la finalizan o la abandonan en el proceso, principalmente por presión social o por preferir trabajar, la salida fácil del dinero rápido.

El primer caso es alarmante, del 100% de los jóvenes que terminan la educación media, solamente 45% logran entrar a educación superior, y de este 45%, únicamente 13% logra terminar su carrera profesional. Los principales motivos por los que los jóvenes abandonan sus estudios son la carencia económica, el desinterés en su elección universitaria, los problemas familiares o personales y la incapacidad para lograr un puesto en una universidad pública.

Pese a esto, existe otra media de jóvenes que han logrado combinar exitosamente sus estudios con un trabajo de medio turno. Ya sea estudiando en las mañanas y trabajando en las tardes, o viceversa, estos jóvenes emprendedores lograrán terminar su educación superior y salir con algo de experiencia, listos para las exigencias del ambiente laboral.

Algunos consejos que estos jóvenes han vivido y pueden dar, han sido el administrar los tiempos de una manera ordenada y sistemática, reconociendo que las épocas de pruebas y exámenes son más difíciles, los desvelos en dichas fechas son algo recurrente. La clave consiste en no descuidar los estudios por el trabajo ni viceversa. Además, los fines de semana también suelen ser oxígeno puro, ya que algunos estudiantes aprovechan el tiempo libre para adelantar deberes escolares de la semana y poder trabajar las tardes con mucha más calma y tranquilidad.

Educación Española decepciona cada vez más a los jóvenes

La educación Europea suele ser un problema para los residentes españoles, esto se debe a varios factores:

  1. Paro Juvenil

Parece increíble para creérnoslo, pero el paro juvenil está afectando cada vez más a la comunidad de jóvenes españoles, pues 1 de cada 4 jóvenes se encuentra desempleado. La tasa de desempleo llega a ser de hasta un 33,6%. Jóvenes que se encuentran sin empleo llegan alcanzar un número de más de 800.000 personas en la actualidad. La mayoría de ellos ni estudian y ni trabajan, trayendo como consecuencia el desmoronamiento del futuro productivo del país, afectando también su desempeño en la vida laboral, ya que se acostumbran a ser jóvenes perezosos.

  1. Abandono escolar

Unos no tienen la oportunidad de estudiar, otros no la aprovechan; el abandono escolar suele ser otro de los factores que afecta la educación española, muchos jóvenes se sienten desilusionados y confundidos al acabar la secundaria, por lo que no continúan sus estudios en la universidad y deciden emprender otros proyectos no productivos en su vida cotidiana. Varios estudios nos han confirmado que el problema radica en los altos costos de la educación universitaria, causando desinterés total en la mayoría de la población estudiantil.

  1. Desorientación

La falta de orientación de muchos jóvenes a causa del desinterés propio y de sus maestros en instruirlos o encaminar por un camino en la vida suele ser uno de los problemas que afecta la educación de los jóvenes que están a punto de comenzar una etapa universitaria. Aquellos estudiantes que emprenden una carrera profesional sin tener idea de en qué se han metido, suelen fracasar en un 90%, el otro 10% que sale victorioso en este campo se siente inconforme, pues no es lo que quiso en la vida realmente, por lo que acaba estudiando otra cosa o simplemente deja los estudios para comenzar a laborar en trabajos de poco prestigio.

Las instituciones educativas deben mejorar la calidad de los servicios que imparten a los jóvenes emprendedores, la educación tiene un alto costo en España, pero al parecer el costo no se ve reflejado en la calidad de aprendizaje que se le es impartido a los estudiantes.