Category Archives: Mercado Laboral

Profesiones de futuro

El mercado laboral está mal, muy mal. Todo ha cambiado en muy pocos años y profesiones que no hace mucho tenían una buena salida hoy han pasado casi al olvido. Pocas empresas se “rifan” a los ingenieros y ser graduado social ya solo sirve para engrosar las listas del paro.

Una nueva situación, una nueva mentalidad y un nuevo enfoque de futuro. Encontrar trabajo es complicado para los jóvenes, para los que aún están a tiempo de elegir hay una serie de profesiones y estudios que, al menos ahora, parecen tener mejores perspectivas.

La era digital ha puesto nombres a ciertas profesiones que para los más mayores son casi de ciencia ficción. Data scientist, experto en big data o usabilidad, técnico en marketing digital o certificaciones Google, programador de aplicaciones móviles…nombres extraños para profesiones íntimamente relacionadas con el mundo digital que, nos guste o no, lo domina todo. Y por eso también parecen situarse en lo alto mezclas que pueden parecer extrañas como ciberabogados o médicos ingenieros capaces de utilizar las más avanzadas tecnologías.

Pero no son las únicas profesiones con futuro, hay algunas tradicionales que parecen resistirse a quedar en segundo plano. Con una población cada vez más envejecida, todo lo relacionado con los cuidados a la tercera edad, la salud y el bienestar parecen tener buenas perspectivas. Igual que lo relacionado con el turismo, porque no hay que olvidar que el turismo es precisamente una de las principales fuentes de ingresos de nuestro país.

Lo que parece común en todas ellas es que se busca a jóvenes emprendedores, imaginativos, con afán de superación, con posibilidades de viajar y, por supuesto, con un dominio absoluto, al menos, del inglés. Jóvenes que tengan una formación multidisciplinar y que a pesar de ello quieran seguir formándose y que estén dispuestos a trabajar duro. Tal vez se les exija mucho, pero es lo que hay que pagar por un futuro menos incierto que el que hay ahora

Jóvenes de hoy día perdidos laboralmente

¿La generación de jóvenes estudiantes de hoy en día se sienten cada vez más fracasados? Está claro que la situación laboral no es tan alentadora como antaño, ahora se trabaja más horas por menos salario y quizás el trabajo que encuentren no era el que tenían pensado cuando estaban estudiando una carrera,máster o quizás un ciclo formativo sin embargo muchos de estos jóvenes han optado por coger el primer trabajo que les ha salido, en estos casos un restaurante de comida rápida, una tienda de ropa o un trabajo de comercial de seguros es lo más ofertado para esta generación perdida.

Por otro lado muchos jóvenes de esta generación actual han dejando de estudiar a una edad muy temprana, quizás por la falta de motivación al ver que una persona con carrera ha terminado trabajando en el Burguer King o porque la situación laboral en España a pesar de que ha mejorado los últimos años sigue siendo una situación afectada por la famosa crisis del 2008.

Otros en cambio han optado por emigrar, jóvenes que piensan que si el trabajo no se encuentra en España se encontrará en el extranjero, quizás en la mayoría de las ocasiones estos jóvenes ya no regresen a su país de origen y sean parte de la generación española que se ha perdido, un aspecto muy negativo para nuestro país pero también muy presente en muchas ocasiones debido a este panorama que seguimos viviendo actualmente.

En todos los casos vemos como este grupo de jóvenes ha nacido en un momento delicado laboralmene hablando ya que sus salidas no serán las mismas y por tanto las oportunidades serán menores que antes, sin embargo no hay que perder la esperanza y seguir luchando por esta generación de jóvenes ya que son parte del futuro de nuestro país.

Cuestión de términos

Nos encanta ponerle “motes” a todo, generalizar con un término aspectos que a veces es imposible englobar en una categoría, y eso es algo que se hace de manera generalizada en los últimos años con la juventud. Se pretende englobar generaciones enteras bajo siglas y expresiones que a veces solo se pueden referir a un aspecto en concreto. Una manera, sencillamente injusta de expresar una realidad.

Hace unos años se empezó a poner de moda aquello de los JASP. Jóvenes aunque sobradamente preparados que daba la impresión de referirse a una generación de genios, de jóvenes destinados al éxito, con ganas de comerse el mundo. Parecía que el futuro iba a ser suyo como nunca antes lo había sido de otra generación. Pero la realidad es tozuda y demostró que sí, que estaban muy preparados, pero que su futuro no iba a ser mucho mejor que el de la generación inmediatamente anterior y tal vez “menos preparada”.

nini

El batacazo de esta etiqueta parece que llevó a acuñar otra, con connotaciones bastante más negativas: las de la generación de los “ni-nis”. Así pasamos de un extremo a otro. De jóvenes ávidos de conocimientos, emprendedores, destinados a cambiar el mundo, a otra de jóvenes hastiados de todo, con poca o ninguna perspectiva de futuro aunque puedan estar trabajando como cerrajeros Barcelona 24 horas pero que se expresaban sencillamente no haciendo nada, conformándose, esperando que la oportunidad llegada caída del cielo. Otra definición inexacta, que se quedaba muy corta y, sobre todo, que era tremendamente injusta.

Y de ahí se pasó al calificativo de “generación perdida”. Una etiqueta más para calificar a miles y miles de jóvenes cuyo único pecado ha sido crecer en los peores momentos de la crisis económica, una crisis que ha elevado los niveles de paro juvenil a límites intolerables. Pero tal vez tampoco sea justo decir perdida. Sí es cierto que lo tiene mucho más difícil en el ámbito laboral, que su futuro es mucho más negro, pero en otros aspectos es una generación que está dando ejemplo, ejemplo de empuje y de inconformismo.