Generación dispuesta a cambiar el mundo

Son los millenials, así se les llama a los nacidos entre 1980 y 1985, actualmente los menores de 30 años, muy criticados por ser inquietos, egocéntricos y poseer en su mayoría un título universitario. Nacieron en una sociedad que estaba bajo la influencia de la prosperidad de esos años. Para otros es la generación Y, y otros los llaman los Boomers.

Este término es utilizado ya que en la entrada del Milenio fue justo en la que estaban cumpliendo su mayoría de edad, según variadas  fuentes son niños que gozaron de un mundo mucho más seguro económicamente, los hogares fácilmente progresaban.

Es una generación bastante nutrida en cantidad. En España existe alrededor de los ocho millones de personas bajo esta etiqueta. Y en el resto del mundo, solo en Estados Unidos entre los 79 y 80 millones de personas.

Generalmente las generaciones son estudiadas a posteriori pero solo en España a pesar de haber nacido en una época de grandes facilidades y prosperidad, actualmente sufren los embates de las crisis actuales y la cual se ha generalizado en muchos países del mundo.

Bajo la tutela de la preparación, hundida en crisis

La crisis que ha llegado a muchos países en donde gran parte de la población se encuentra en Paro, muchos corresponden a esta generación, el 25% de estos se encuentran paralizados, lo que corresponde a jóvenes menores de 25 años, en donde más de la mitad de esta generación han obtenido un título universitario. Sin embargo esta situación no les ha permitido lograr establecerse en un trabajo permanente, a pesar de ser una de las generaciones más preparadas educativamente.

En estudios recientes ha quedado demostrado que no poseen capacidad de ahorro, sobre todo los más jóvenes de esta generación, gastan sin necesidad, y no poseen estrategias financieras precisas. Los que se encuentran en las edades medias, las que corresponde a partir de los 21 años son un poco más cuidadosos, y ya a partir de los 25 años ven sus gastos como una inversión.

Una de sus principales características es el egocentrismo, y por esta razón se creen superiores en los ambientes laborales, lo que en muchas ocasiones les perjudica su duración en los mismos, prefieren no tener absolutamente nada a soportar la idea de trabajar en un lugar que no les agrade. Desde este punto de  vista podríamos determinar cuál es una de sus principales filosofías.

La comodidad antes que la disciplina

Para esta generación de personas, el sentirse cómodos y aceptados es fundamental, bajo ciertos criterios de estudio ha quedado demostrado que al lograr obtener un puesto de trabajo se niegan al uso de los estándares ya establecidos, como el uso de ropa adecuada para una oficina, simplemente hacen valer su derecho a usar el vestuario con el cual se sientan más cómodos.

La sentencia ante esta situación es que para ellos las normas pueden ser flexibilizadas, además de considerar que sus superiores tienen mucho que aprender de sus conocimientos y de las innovaciones en el plano social que estos manejan. Manejan las herramientas tecnológicas a la perfección, ya que fue la generación que tuvo el privilegio de crecer con las innovaciones en este campo.

Recuperación de espacios en las empresas

La falta de aceptación de su parte hacia las normas ya establecidas ha conducido a esta generación a emigrar a otros ámbitos laborales en donde incursionan en el mundo de los negocios estableciendo sus propias empresas.

Sin embargo, muchas empresas han tomado en cuenta este acontecimiento y se han propuesto abrir espacios para este tipo de filosofía, ya que los conocimientos y las nuevas metodologías serán los motores que permitan que las empresas logren altas utilidades a futuro. Son personas que no sienten temor de correr riesgos, y se proyectan siempre a futuro bajo metas específicas.

Los oficios de siempre una buena opción profesional para los jóvenes de hoy

Que hay crisis ya lo sabemos, que es difícil conseguir el primer empleo pues también, pero ante la pregunta de qué hacer en esta situación, una buena opción  es evaluar las opciones de los oficios de siempre, los de toda la vida, que hoy en día tienen buen futuro.

Pero esta situación no solamente se presenta en España, en fecha reciente el exalcalde de Nueva York Michael Bloomberg, en una reunión anual de SIFMA, un grupo comercial de Wall Street indicó que la tecnología ha logrado que los oficios sean mejor remunerados que una profesión universitaria,  pues muchas de las actividades que podían hacer los pasantes universitarios ahora las hacen las computadoras. En su opinión, allí se encuentra en gran medida la razón por la cual los salarios profesionales están estancados. Cree también que los que optan por un oficio están en capacidad de crear su propio negocio y decidir hasta donde quieren llegar.

En España para ejercer cualquier oficio se requiere tomar cursos de formación, donde los estudiantes además de adquirir los conocimientos teóricos tiene acceso a través de las prácticas profesionales,  a los   avances tecnológicos que han logrado cambiar en buena medida las condiciones laborales.

Una de las formaciones de grado medio, que conforme a los últimos informes sobre la inserción laboral en el mercado de trabajo de España resultó bien posicionada, es la de Técnico Superior en Mantenimiento de Instalaciones Térmicas y de Fluidos.

Pero que conocimientos se pueden adquirir con esta formación? Los estudiantes que cursan estos estudios obtienen conocimientos sobre la planificación, gestión y mantenimiento  de calderas, de aire acondicionado, de sistemas de calefacción y de agua caliente sanitaria, así como de las redes de tuberías necesarias para llevar el agua hasta los inmuebles y descargarlas luego de la utilización.

Al culminar los estudios estarán en capacidad de:

  • localizar averías en las redes de aguas blancas y servidas
  • diagnosticar fallas en los equipos
  • Realizar la instalación de sistemas de climatización
  • Controlar el funcionamiento de los mismos mediante los protocolos de mantenimiento preventivo y correctivo requeridos.
  • Elaborar presupuestos con base en la Estimación de los costes de mano de obra, equipos y materiales
  • Planificar, ejecutar y supervisar la instalación y mantenimiento de equipos, e instalaciones.
  • Realizar propuestas de mejora en estas ramas de especialidad, para disminuir los consumos energéticos en las instalaciones.

Estos conocimientos le permitirán trabajar como técnico instalador de calderas, aire acondicionado, sistemas de frio en industrias y como fontanero. También tendrán conocimientos para realizar actividades de prevención de riesgos laborales.

Esta preparación   hace que los técnicos en estas áreas sean de los  más valorados hoy en día tanto por las empresas del ramo como por los clientes, al tener la confianza de que son especialistas que saben lo que hacen, que han sido formados para ello y por tanto no pondrán en riesgo ni a las personas ni a los bienes.

Al salir titulados, podrán formar su propia empresa, seguir con la tradición familiar o insertarse laboralmente en una de las grandes compañías dedicadas a esta rama que existen en el país.

Así que ya sea en España o en cualquier lugar del mundo parece que hoy en día ser fontanero es una buena elección profesional.

Estrés y Sedentarismo: los problemas de los jóvenes de la actualidad

No cabe duda que la irrupción de la era digital en el siglo XXI ha traído fuertes cambios en los modos de vivir de las personas. Las redes sociales y los teléfonos inteligentes, por ejemplo, ya son elementos inherentes de la juventud, por lo que es considerado “raro” ver que un joven no tenga contacto con esa vida virtual. Si bien la tecnología y los avances del mundo virtual han traído muchos beneficios para la humanidad, sobre todo para la abolición de las fronteras culturales y espaciales, también han causado problemas inusitados que se presentan con mayor intensidad en la población más ligada a ello: los jóvenes.

Investigaciones recientes han demostrado que los jóvenes, o todas aquellas personas nacidas después de los años 90, tienden a sufrir problemas relacionados con el estrés y sedentarismo. Evidentemente, este hecho no es un axioma, pues existen jóvenes que llevan una vida común sin este tipo de problemas, pero sí hay que destacar que una parte cuantiosa de la población juvenil mundial es propensa a padecer inconvenientes sociales en su vida por culpa de las réplicas del estrés y el sedentarismo que, se cree, son producidos por la afición enfermiza a la era digital o, en palabras más claras para los jóvenes, a las redes sociales, youtube, consolas de videojuegos, teléfonos inteligentes, etcétera.

Incluso, la empresa Cerrajeros, ha reportado que la mayoría de sus trabajadores, con una edad comprendida entre los 20 y 35 años, sufren este tipo de problemas y manifiestan sentirse adictos a las redes sociales.

Maticemos que el sedentarismo es aquel modo de vida donde la persona se mantiene estática en un solo lugar, con poco movimiento o actividad física, lo cual conlleva a consumir alimentos con un alto nivel de grasas y azucares, así como el consecuente padecimiento de enfermedades propias de los adultos como lo son la hipertensión o la diabetes. De igual forma, en épocas pasadas, el estrés era un padecimiento impropio de los jóvenes, pero en la actualidad cada vez es más común encontrar a jóvenes estresados debido al bombeo continuo de información a los que son sometidos al estar activos en redes sociales.

Los expertos analizan y recomiendan que la solución a estos problemas es tan sencilla y fácil que no requiere exhausta elucidación. Sencillamente hacer ejercicio y llevar una dieta balanceada bastaría para erradicar estos problemas de la sociedad joven.

Por consiguiente, si tú, joven, estás leyendo este artículo y crees estar padeciendo problemas de sedentarismo o estrés, entonces es recomendable que te aficiones a un deporte, al que más te guste, y te animes a practicarlo. De esa manera te verás obligado a salir de tu zona de confort para ir a los lugares donde puedas jugar el deporte de tu agrado y, al mismo tiempo, estarás ejercitando tu cuerpo y liberándote del estrés diario del mundo digital, lo cual te ayudará a desligarte de toda posibilidad de padecer enfermedades como hipertensión o diabetes.

10 consejos para ahorrar energía en casa

¿Quieres comenzar a ahorrar energía en casa pero no tienes demasiado claro cuánto puedes llegar a reducir tus facturas cambiando tus hábitos de uso?

Lo primero que debes considerar en este sentido es que con las casi constantes subidas que tenemos en el precio de la electricidad, una de las pocas formas de no notar esos aumentos tiene que ver con el gastar menos que antes. Pero no hace falta que te mantengas con la casa a oscuras, sino que modificando unas pocas costumbres, conseguirás reducir tus facturas lo suficiente.

Cómo ahorrar en iluminación

Para tener una idea mucho más concreta acerca de la cantidad de dinero que ahorramos tomando unas pocas decisiones respecto de nuestras instalaciones eléctricas, vamos a enseñarte con algunos ejemplos específicos que nos brindan nuestros electricistas profesionales matriculados, acerca de la cantidad de euros que podrás ahorrar al año:

Si usas bombillas de bajo consumo en lugar de las tradicionales, ahorras hasta 120 euros al año
Si instalas reguladores de la intensidad de luz en tu vivienda, ahorras hasta 80 euros al año
Si abres las ventanas e intentas aprovechar la luz natural hasta el atardecer, ahorras hasta 60 euros al año
Si instalar temporizadores de luz o sensores de presencia, tu ahorro puede ser de hasta 60 euros al año
Utilizando colores más bien claros en las paredes, persianas y cortinas, para colaborar con el reflejo de la luz, tienes la posibilidad de ahorrar hasta 40 euros
Apagando simplemente las luces de las habitaciones o ambientes que no uses, ahorras hasta 35 euros al año

Reducir el consumo de electricidad de los electrodomésticos

Si reemplazas todos tus electrodomésticos actuales por otros de máxima eficiencia, puedes ahorrar hasta 140 euros al año
Si usas programas cortos en el lavarropas o el lavavajillas, ahorras hasta 60 euros al año
Si no abres la nevera más que cuando sea estrictamente necesario, ahorras hasta 40 euros anuales
Si desconectas todos los aparatos que sueles dejar en el modo stand-by, estarás ahorrando aproximadamente 100 euros al año
Utilizando medidores de energía para controlar tu gasto, otros 100 euros anuales
Si usas el ordenador de forma consciente, quitándole brillo o apagando el monitor cuando no necesitas verlo, puedes ahorrar hasta 50 euros anuales
Si desenchufas el cargador del móvil o el portátil cuando no lo estás usando, puedes ahorrar hasta 40 euros al año
Si reduces un par de grados la temperatura del calentador o el aire acondicionado, conseguirás un ahorro anual de alrededor de 20 euros

Como puedes ver, es posible ahorrar de verdad cambiando nuestros hábitos de consumo de energía. Al igual que puede hacerlo en cerrajeria con el cerrajero urgente de Alcala de Henares. Claro que si quieres instalar sensores de presencia, temporizadores o reguladores de luz, nuestra recomendación es que te pongas en contacto con nuestros electricistas profesionales, que te brindarán el asesoramiento necesario y los presupuestos baratos que puedes estar buscando en este tipo de situaciones.

También atendemos situaciones de urgencia las 24 horas del día, los 7 días de la semana, en caso de que tengas que resolver algún inconveniente respecto de tus instalaciones eléctricas.

La generación perdida y su situación en el Mercado laboral

El desempleo es uno de los problemas que más ha afectado a España en la última década, hoy en día, este factor está afectando a la que hoy es llamada como la “generación perdida” del mercado laboral, siendo esta integrada por individuos menores de 25 años, los cuales cuentan con una altísima tasa de desempleo en la nación, la cual ha estado disminuyendo paulatinamente en los últimos años, pero aun siendo una reducción insuficiente para mermar de manera categórica la emigración y fuga de cerebros que tiene España en la actualidad.

¿Por qué es denominada la generación perdida del mercado laboral? Definitivamente no es porque se encuentren a la deriva en un mundo sin preparación, más bien, es todo lo contrario, esta es la generación con mayor y mejor preparación en la historia de la nación, sólo que, por desgracia, le ha tocado sufrir una importantísima caída del mercado laboral nacional, por lo que se ven forzados a debatirse entre tres opciones frustrantes:

La primera de ellas es, como ya habíamos mencionado, la emigración, pues muchos jóvenes con capacidades increíbles en áreas laborales de gran desempeño, ven mermadas sus capacidades económicas y laborales en un territorio donde no se valora el talento nacional, por lo cual deciden buscar mejor suerte en otros países. Los destinos más cotizados por los jóvenes españoles son Gran Bretaña, Alemania, Australia, Estados unidos y Francia en algunos casos, algunas empresas nacionales han realizado importantísimas campañas en contra de la fuga de cerebro nacional, alguna de estas empresas son cerrajeros 24 horas Salamanca y también cerrajeros economicos Torrente, que están en necesidad de personal joven y preparado.

La segunda opción que se le presenta a esta generación es la más común, lamentablemente, la del desempleo. Este fenómeno ha establecido una pérdida importante de jóvenes españoles con una preparación excepcional, la mejor en la historia nacional.

Por último, tenemos la opción del empleo temporal y mal remunerado, no es por mal entender a pequeñas empresas como cerrajeros 24h Cadiz, como si pagaran mal de algún modo a sus empleados, sino que, simplemente, para una persona graduada de una gran universidad con un título y currículo académico bien dotado, resulta poco satisfactorio gozar de un sueldo mínimo y ver como todo su esfuerzo a lo largo de los años es echado a la basura.

Las generaciones venideras ¿Cuál será su futuro?

Hemos visto como crecía una generación que se ha considerado perdida, incluso hemos llegado a hablar de ella con naturalidad, con un cierto pesar y con una sensación de fatalismo pero también con la impresión de que era algo inevitable, algo que se veía venir. En definitiva, aquello de que “nacieron en mal momento”, cómo si se pudiera elegir.

Es el pasado y el presente de muchos jóvenes ¿pero qué ocurre con los que aún son niños? Preocupados por como estamos por una situación más que complicada a todos los niveles, parece que el futuro de esa generación de niños que aún van a la escuela no debe preocuparnos… todavía.

Pero lo cierto es que el futuro no parece demasiado halagüeño tampoco para ellos. Con un mercado laboral cada vez más precario, unas tasas de paro que no disminuyen significativamente a pesar de los años y las supuestas medidas al respecto, una educación pública cada vez más cara y de peor calidad ¿Qué les espera?

De poco sirve taparse los ojos y mirar hacia otro lado pensando que tal vez en unos años todo haya cambiado. Y no sirve porque su formación la están recibiendo ahora y por los resultados que se ven, es cada vez más deficitaria.

Los jóvenes que se han ido al extranjero a trabajar por falta de oportunidades sí tuvieron una educación de calidad, el hijo del cerrajero profesional fue uno de ellos. Muchos han prolongado además sus estudios por falta de perspectivas laborales. Pero los que ahora están en el colegio padecen las consecuencias de planes de estudio cambiantes, y los más mayores ven como las tasas universitarias son casi un obstáculo insalvable.

Si esta generación no puede disfrutar de una buena educación, si los estudios formativos destinados a capacitación profesional siguen siendo estudios “de segunda”, si la universidad está cada vez más lejos ¿Qué les queda? Es posible que ni siquiera puedan buscar un futuro mejor fuera de España. Tal vez habría que reflexionar y empezar a poner medidas ya, porque muy pronto será ya demasiado tarde.

JOVENES QUE SIGUEN VIVIENDO EN CASA DE SUS PADRES

¿Qué futuro les depara a aquellos jóvenes que aún siguen viviendo en casa de sus padres? Es una pregunta cada vez más frecuente en España dada la trágica situación que nos ha llevado a un mercado laboral sin futuro sin emprendimiento y sin motivación para la mayoría de los jóvenes españoles.

Si es cierto que cada vez son más los jóvenes que siguen estando bajo el techo de sus padres y en algunos casos esta falta de ambición por independizarse es por culpa de ellos mismos, se han acomodado de tal manera que tal y como están las cosas prefieren no trabajar o trabajar en algo que les dé para sus propios gastos y seguir viviendo del bote de sus padres. Esto también sucede porque el esfuerzo laboral está muy poco valorado actualmente, pero estos jóvenes que ven los años pasar y pasar sin hacer nada deberían plantearse qué hacer con sus vidas ya que esto puedes perjudicarles gravemente el día de mañana.

El mayor problema se plantea en jóvenes que tienen estudios mínimos y que no han seguido formándose, no tienen una base idónea ni cumplen los requisitos necesarios para acceder a un buen empleo como pueden ser los cerrajeros de Villa de Vallecas en el que las condiciones laborales sean medianamente decentes, estos se tendrán que conformar en trabajar muchas horas a cambio de un salario muy escaso y mínimo, pero mientras tanto podrían seguir formándose ya que hay muchos cursos tanto online como presenciales que les ayudarán a mejorar su curriculum y les enseñarán algunas salidas laborales más favorables para un futuro, otra opción son los idiomas, éstos son muy importantes y están presentes en la mayoría de los trabajos, quien sabe idiomas tiene un punto a su favor, los idiomas es algo muy valorado por las empresas.

La cárcel invisible en la que viven los jóvenes españoles

España se ha convertido en una cárcel gigante para miles y miles de jóvenes que se ven atrapados en ella mientras dejan escapar los mejores años de sus vidas. Uno de cada dos menores de 25 años carece de empleo y anda a la búsqueda de un sustento que no sea el de sus padres. Pero ojo, porque esa mitad que sí tiene la suerte de trabajar lo hace, de forma mayoritaria, en unas condiciones más que precarias.

Es difícil ser joven en España. La opción que queda es la emigración, claro está. Pero esta cuestión, también hay que decirlo, no está en manos de todos los jóvenes; el empobrecimiento de la sociedad en el último lustro es tan radical y acentuado que hay quien no dispone del dinero suficiente como para comprar un billete de avión e intentar buscarse una vida.

De cualquier manera, ser un español emigrante en países como Inglaterra o Francia, por citar algunos próximos geográficamente y con perspectivas laborales más o menos estables, es una tarea difícil, ya que no hay que olvidar que la vida en estos territorios es mucho más cara que en España. Únicamente el hecho de encontrar pronto un trabajo después de emigrar puede evitar que el joven que se marcha de España con ilusión acabe en apenas unas semanas empobrecido por completo.

El hambre llama a las puertas de los jóvenes españoles, quienes ya deben ir asumiendo –si están al tanto de las informaciones sobre economía y de las previsiones y tendencias de las cotizaciones de cara al futuro- que no tendrán una pensión el día de mañana. España ahora mismo es una especie de cárcel en la que no se puede vivir, pero de la que tampoco se puede escapar con garantías. La ola de xenofobia que recorre Europa dificulta aún más el escenario.