Casi cien mil españoles se fueron del país el año anterior.

El número de jóvenes que se van en busca de un mejor futuro en el extranjero ha aumentado con respecto a los años 2013 y 2014, pues casi 100 mil es la cifra que establece el  Instituto Nacional de Estadística con un incremento del 23% el año pasado y la cifra sigue aumentando. Pues la razón principal de esta cifra es la increíble poca oferta de empleo encontrada en el país, y la poca calidad de salario que manifiestan los jóvenes al ver que por fin se consiguen con una oferta laboral, pero para su desgracia lo que ocurre es que son contratados por un periodo de tiempo determinado, con unas horas laborales nada flexibles y un sueldo que no se ve reflejado en su esfuerzo trabajado, por lo tanto deciden conseguir mejores oportunidades en el extranjero.

Algunos destinos considerados por los españoles, que poseen una amplia variedad y oferta de trabajo, en conjunto con una excelente remuneración y tiempo de recreación y esparcimiento para realizar otras actividades, son fácilmente encontradas en territorios como los del Reino Unido, Estados Unidos; Ecuador, Francia y Alemania.

La tasa de españoles que emigran a territorio ecuatoriano es equivalente a los españoles que normalmente no son nacidos en España y a los menores de 15 años, por lo que se estima que estas personas son nacionalizadas españolas y que en su momento han querido regresar a tierras latinoamericanas.

Otro de los destinos preferidos por los españoles son los del territorio canadiense, pues tiene mucha similitud con lo ocurrido en Estados unidos y en Francia, la oferta laboral es sumamente alta y las condiciones de trabajo y remuneración hacen que valga la pena emigrar a dichos lugares.

El INE realizó un balance, y en sus estadísticas, el tipo de persona que emigra, se encuentra entre los 22 a los 44 años de edad y más del 50 por ciento de los emigrantes son hombres, dejando el resto a las mujeres, mientras que un 64% de las personas son nacidas en el país y el otro 36% son nacionalizados españoles, como se explicó con el caso de los emigrantes que iban a ecuador.

Que hago con mi futuro

Una de las principales preguntas que rondan por la cabeza de la mayoría de los jóvenes de hoy en día es la de que es mejor, ¿ realizar una carrera universitaria o un ciclo formativo de grado superior? ¿Qué salidas laborales me puede deparar una u otra opción? ¿Con cual de ellas mi futuro estará mejor amparado? ¿ Cuánto tiempo tardaré en encontrar trabajo si realizo una u otra?

Bien todas estas respuestas son difíciles de responder ya que cada una tiene sus ventajas y desventajas. Si bien va a depender más de los objetivos y finalidades que tenga cada uno, sus ambiciones, ganas de estudiar, y metas en la vida. No obstante podemos comentar algunas de las ventajas y desventajas de realizar una carrera o estudiar un ciclo formativo.

Los jóvenes de hoy para finalizar una carrera universitaria tendrán que estudiar durante 4 años un grado, y superar todos los exámenes más un trabajo de fin de grado bastante complejo. Está claro que una carrera no puede estudiarla cualquiera, pero lo que sí hay que tener en cuenta es que hay que echarle horas y ganas de estudio, las carreras suelen ser muy teóricas no obstante con el nuevo plan bolonia han aumentado la parte práctica a un año, si es verdad que antes se dividían las carreras en diplomaturas con 3 años de duración y la licenciatura con 5, con los grados ambas son de 4 años por lo que en las licenciaturas han tenido que reducir mucho temario para poder abarcar lo que antes se estudiaba en 5 años.

En cuanto a los ciclos formativos podemos encontrar ciclos de grado medio y de grado superior, suelen durar dos años pero a diferencia de las carreras son muy prácticos aunque también tienen su parte teórica pero los jóvenes salen mucho mejor preparados para poder trabajar en cuanto a experiencia si estudian un ciclo que una carrera, por lo que para un futuro laboral más cercano sería más recomendable un ciclo aunque tiene más prestigio el que hace una carrera y en cuanto al salario también cobraría más uno que tuviera una carrera universitaria que un ciclo formativo.

la maternidad como problema

La maternidad es uno de los grandes problemas que se cuestionan millones de jóvenes actualmente, debido a la crisis económica que aún sigue vigente en España, la mayoría de los jóvenes no han podido aún ser padres, y es que la maternidad es algo que cambia la vida de las personas, por eso hay que pensárselo dos veces antes de traer a un hijo al mundo y más si contamos con que la mayoría de los jóvenes españoles están en paro o tienen un trabajo mal remunerado al cual le echan muchas horas, es decir no tienen ni tiempo ni dinero para cuidar y mantener una familia y mucho menos a un hijo.

Mucho de los jóvenes de hoy día siguen viviendo con sus padres, un hecho que dificulta tener sus propios hijos. Aunque las ayudas de los abuelos son fundamentales en muchas ocasiones los jóvenes que se convierten en padres en edad temprana tienen hijos que acaban siendo mayoritariamente cuidados y mantenidos por sus abuelos,pero en la mayoría de los casos los jóvenes de hoy en día aún no se han planteado la idea de ser padres por lo que el índice de natalidad del País ha descendido mucho en los últimos años, esto afectará al futuro laboral de España.

Por otro lado muchos de estos jóvenes acabarán no teniendo hijos ya que en la situación en la que vivimos puede que por ejemplo una chica que esté estudiando una oposición y tarde en sacarse la plaza ya sea demasiado tarde para querer tener descendencia o simplemente le cueste más quedarse embarazada debido a la edad que tenga cuando su situación laboral esté ya asentada para poder tener hijos.

ya no saben vivir sin Internet

Los jóvenes de hoy en día ya no saben vivir sin Internet , todo lo que ha ido evolucionando la tecnología ha influido en la forma de vida de los jóvenes.

Antes si querías quedar con los amigos se utilizaba el teléfono fijo para llamarlos a casa, entonces era cuando el padre o la madre se ponía al teléfono y tú tenías que decirle: ¿ Hola buenas tardes esta fulanito? Y ahora es cuando viene la parte en la que se oía gritar al padre o madre: -! Fulanito es para ti!

Ahora utilizamos el teléfono fijo para muy pocas cosas ya que con las nuevas aplicaciones se ha dejado de lado el teléfono tradicional en el que nos podíamos tirar horas y horas colgado del teléfono mientras que tu madre te pedía que colgases ya porque estaba esperando una llamada, esto se ha sustituido por el whatsapp , esta aplicación de los teléfonos móviles ha cambiado la forma de vida de todos los jóvenes de ahora, como vemos ahora lo que está de moda es hablar vía telefónica pero por escrito, nos podemos tirar horas y horas hablando con la pantalla del móvil y podemos observar como la dependencia a estas tecnologías es algo realmente problemático, mucha gente no se da cuenta de que vive literalmente enganchada al teléfono, que ya no sólo se utiliza para quedar con tus amigos o llamar a la familia sino que también se utiliza para muchas otras cosas como para ver cualquier video en youtube, para echar un vistazo al Facebook, al twitter o Instagram, para hacer transferencias desde tu banco, comprar online, hacer fotos…etc.  Lo cierto es que  el móvil se utiliza cada vez más en aplicaciones que para llamar que es para lo que realmente se creó el móvil hace ya varios años.

Es rentable estudiar una oposición hoy día

¿Es rentable estudiar una oposición hoy día? Es un hecho que debido a la situación laboral por la que están pasando actualmente muchos jóvenes estos hayan decidido estudiar una oposición, esta decisión conlleva muchas consecuencias, para empezar el que estudia una oposición está renunciando a muchas cosas, viajes, salidas con los amigos , pasar más tiempo con su pareja o amigos… etc. El que está estudiando tiene que dedicar la mayor parte de su tiempo a la oposición ya que si no eres constante nunca acabarás sacándote una plaza, y más con la situación de hoy que el número de opositores ha aumentado mucho a lo largo de estos años, esto supone más personas para las mismas plazas por lo que el nivel aumenta y la competencia se hace más dura.

Por otro lado se renuncia a la posibilidad de encontrar un trabajo, sea mejor o peor pero un trabajo, es un riesgo que se asume al estudiar una oposición ya que la finalidad del opositor es encontrar un trabajo fijo para siempre y que su situación laboral sea medianamente decente y estable, sin embargo esto no quiere decir que los jóvenes no puedan encontrar hoy un trabajo bien remunerado que no es fijo para siempre pero que no tiene porqué durar poco.

Aunque muchos jóvenes están estudiando y trabajando a la vez la mayoría de los opositores están en paro, y pueden permitírselo ya que siguen viviendo bajo el techo de sus padres, eso sí, sin un duro, pero es algo a lo que tienen que renunciar para conseguir los objetivos de su futuro laboral.

Principales problemas que agobian al joven Español

Parece que la crisis económica en España no ha acabado, quizás para el gobierno sí, pero sus ojos no apuntan hacia los jóvenes desempleados, siendo este sector realmente importante para el futuro de un país, ya que la formación de profesionales a partir de los jóvenes definen el futuro próspero de una nación.

El desinterés general en el grupo de jóvenes desempleados en emprender una educación universitaria, radica en la accesibilidad que disponen para ella, pues los costos son elevados y al parecer la mayoría de los estudiantes no tienen los recursos para acceder a ella, dando como resultado que muchos trabajen adquiriendo un empleo que sólo le alcanza para comer y vestirse en casa de sus padres, sin que le sobre nada de dinero que ahorrar para un futuro universitario.

Pésima formación profesional

La secundaria suele ser el fin de muchos estudiantes españoles, encuentran inútil la formación universitaria, ya que se han dado cuenta de que muchas personas que adquieren títulos de la carrera salen sin tener idea de lo que están haciendo realmente con sus vidas, dando como resultado un mal aspecto poco profesional ante varias empresas o pequeñas compañías donde se solicite trabajar. Alguien que por favor le recuerde a los maestros universitarios que los conocimientos impartidos son más importantes que el mismo título de la carrera.

Esto nos trae como consecuencia, una carencia de conocimientos y habilidades en los jóvenes para generar empleos, ya que su experiencia en el área laboral es casi nula. También se ha mostrado desinterés en el área de esfuerzo en distintas áreas, como por ejemplo la construcción; muchos estudiantes de ingeniería se ven interesados en construir una red de obreros que trabaje para ellos, que ser ese obrero que trabaje para un superior. Obviamente las expectativas del profesional apuntarán a que siendo ingeniero civil tendrá un ingreso mayor al de un obrero, pero aún no se han dado cuenta de que las personas empleadas en construcción ya no se están mostrando interesadas por el empleo, mientras que personas que piensan como él ya están abundando en este campo.

Esto nos trae como consecuencia un desempleo generalizado en todos los campos laborales, además la mala recepción de conocimientos que estos profesionales han tenido durante sus estudios, causa desinterés por aquellas compañías y grandes empresas para darles un empleo digno.

¿Completar estudios, Universidad o FP, o trabajar?

Estamos en un momento desde el punto de vista social, económico, cultural y político en el que hay un enfrentamiento entre ciertos conceptos que, hasta hoy día eran válidos y que se comprueba que están completamente obsoletos, son revisables y, sobre todo, hay que mirarlos de una forma completamente diferente y adaptarlas a la realidad en la que vivimos.

fuga

Cuando se habla de educación, debemos echar la vista atrás y darnos cuenta que la generación actual de jóvenes viene de otra en la que el trabajo era mucho más fácil de encontrar, en el que la formación, el aprendizaje se realizaban en muchas ocasiones en la propia empresa, en la que se iba subiendo de categoría, con el consiguiente aumento de sueldo. Además, el que una persona perdiera el puesto de trabajo no implicaba el estar demasiado tiempo parado. En algunas profesiones incluso se daba la paradoja de salir una empresa y en ese mismo día encontrar trabajo en otra.

 

Actualmente no es así y jamás volverá a ser como era antes. Es por ello que, debido a la crisis, nos encontramos con una situación social, respecto a muchos jóvenes, en la que ellos habían dejado de estudiar para entrar, sobre todo, en la construcción, en la que se ganaba mucho dinero y nunca faltaba el empleo. Con la crisis todo ello cambió y ese gran grupo de jóvenes que accedieron al mercado laboral se encontró en el paro y sin estudios.

 

La problemática principal actual es que en la mayoría de los nuevos empleos que se ofrecen, sin importar el tipo, se exige una formación importante, cualificada, aunque los salarios no vayan en proporción, y es por ello que es importante que un gobierno, sea del color que sea, tenga como objetivo no solamente el implicarse en que la educación llegue a todos, sino también en rescatar a ese gran grupo de jóvenes que, sin educación o con la educación general básica, se encuentran ahora sin trabajo, sin futuro y sin un punto de apoyo desde el que volver a entrar en un mercado cada vez más competitivo.

 

Sin lugar a dudas, la formación es importante no solamente para un futuro de hombres y mujeres de un país, sino que es esencial, fundamental si queremos hacer un proyecto de país que avance, que genere industria, trabajo y, sobre todo una economía. Una persona cualificada, con formación académica, ya sea universitaria, formación profesional, etc., es decir, bien preparada, es alguien que puede aportar mucho más beneficio que aquella que no lo está.

3 Problemas que están destruyendo el futuro de los jóvenes españoles

Cada día el sector juvenil de la actualidad se está viendo afectado por el desempleo y su propio futuro, especialmente aquellos que su edad está comprendida entre los 18 y 30 años. Varios estudios han determinado la causa y consecuencia que esto nos puede llegar a generar al futuro, pero a muchas entidades públicas les da igual, por lo que prefieren no tomar cartas en el asunto por simple comodidad. Hoy te daremos a conocer los 3 principales problemas que están destruyendo el futuro de estos jóvenes.

protesta

  1. Educación

La educación Española ha perdido bastante prestigio a nivel nacional, por ello, muchas compañías se resignan a contratar jóvenes poco experimentados en busca de trabajo. La educación que hoy en día se les está impartiendo a los estudiantes simplemente se está volviendo lineal y vaga, la falta de orientación para tomar un proyecto de vida como su objetivo ha sido una de los principales problemas que ha causado la mala reputación de los profesionales ante las empresas. Los conocimientos impartidos en la carrera y el interés por el estudiante en la carrera profesional definirán el futuro exitoso del mismo.

  1. Dinero

La falta de dinero es otro de los problemas que invaden a los jóvenes españoles, aquellos que aún viven con sus padres saben que no podrán obtener el dinero suficiente para ejercer una carrera profesional, ya que el dinero que muchos padres ganan cada día apenas les sirve para cubrir los gastos familiares y necesidades personales.

  1. Oportunidades

En los jóvenes entre 18 y 30 años se ha vuelto común el desempleo. Mientras ocupan su tiempo para sacar buenas calificaciones en la secundaria, no se dan cuenta de que pronto llega el día de graduación, al adquirir la oportunidad para entrar a una universidad terminan dándose cuenta de que necesitan mucho dinero para pagar sus estudios, por lo que terminar trabajando en empleos de medio tiempo sin tener una estabilidad económica sólida y duradera, pues el dinero que ganan en estos empleos pobres sólo les alcanza para comer y no para pensar en un mejor futuro.