Casi cien mil españoles se fueron del país el año anterior.

El número de jóvenes que se van en busca de un mejor futuro en el extranjero ha aumentado con respecto a los años 2013 y 2014, pues casi 100 mil es la cifra que establece el  Instituto Nacional de Estadística con un incremento del 23% el año pasado y la cifra sigue aumentando. Pues la razón principal de esta cifra es la increíble poca oferta de empleo encontrada en el país, y la poca calidad de salario que manifiestan los jóvenes al ver que por fin se consiguen con una oferta laboral, pero para su desgracia lo que ocurre es que son contratados por un periodo de tiempo determinado, con unas horas laborales nada flexibles y un sueldo que no se ve reflejado en su esfuerzo trabajado, por lo tanto deciden conseguir mejores oportunidades en el extranjero.

Algunos destinos considerados por los españoles, que poseen una amplia variedad y oferta de trabajo, en conjunto con una excelente remuneración y tiempo de recreación y esparcimiento para realizar otras actividades, son fácilmente encontradas en territorios como los del Reino Unido, Estados Unidos; Ecuador, Francia y Alemania.

La tasa de españoles que emigran a territorio ecuatoriano es equivalente a los españoles que normalmente no son nacidos en España y a los menores de 15 años, por lo que se estima que estas personas son nacionalizadas españolas y que en su momento han querido regresar a tierras latinoamericanas.

Otro de los destinos preferidos por los españoles son los del territorio canadiense, pues tiene mucha similitud con lo ocurrido en Estados unidos y en Francia, la oferta laboral es sumamente alta y las condiciones de trabajo y remuneración hacen que valga la pena emigrar a dichos lugares.

El INE realizó un balance, y en sus estadísticas, el tipo de persona que emigra, se encuentra entre los 22 a los 44 años de edad y más del 50 por ciento de los emigrantes son hombres, dejando el resto a las mujeres, mientras que un 64% de las personas son nacidas en el país y el otro 36% son nacionalizados españoles, como se explicó con el caso de los emigrantes que iban a ecuador.