Monthly Archives: Julio 2016

La educación pública en España

La famosa generación perdida de jóvenes es un problema para el futuro de nuestro País, muchos de estos jóvenes han dejado los estudios a una edad muy temprana, otros han dejado de estudiar carreras o ciclos formativos para ponerse a trabajar en cualquier sitio mal pagado y de forma que los exploten, otros a pesar de haber estudiado sólo pueden aspirar a encontrar trabajos basura.

Echando la vista atrás podemos decir que muchos de estos problemas han sido originados por el cambio tan abismal que ha tenido y sigue teniendo la educación pública en España. Los jóvenes prefieren hacerse cerrajeros Ferrol antes que seguir dando tumbos mientras intentar averigüar qué están estudiando.

El pilar de este problema radica en la calidad de los profesores que se ha visto disminuida a lo largo de los años, por ejemplo su forma de dar las clases, antes ponían mucho más ímpetu en enseñar, ahora muchos de ellos se limitan a leer el libro y ya que estudie quien pueda sin motivar a sus alumnos y perdiendo también ellos la motivación por su trabajo, otra cuestión es el temario, los libros son cada vez más extensos sin embargo en la mayoría de las ocasiones los alumnos no llegan a ver ni la mitad del libro, como podemos ver los profesores dan cada vez menos materia en sus clases.

Los planes de estudio para los profesores y maestros deberían actualizarse para poder mejorar esta situación docente, la formación continua debería ser esencial para este tipo de trabajo , ya que aquí está la clave de nuestro futuro. Con profesores desmotivados no esperemos que los alumnos brillen demasiado, formado así una cadena desastrosa para el futuro laboral de muchos de ellos.

El infierno fiscal que viven los jóvenes en España

Este enunciado está perfectamente planteado pues se estima que puedes pasar la mitad de tu año laboral trabajando simplemente para pagar los impuestos establecidos por el estado, pues las estadísticas nos manifiestan que el trabajador en este caso bajo la modalidad de “medio”, dedica en un año 180 días de ese tiempo laboral solo para el pago de sus impuestos, quiere decir que si a 365 días le restamos 180, hablamos de la mitad del año trabajando simplemente para pagar los impuestos que impone el gobierno, por lo tanto se puede decir que se vive un infierno fiscal descabellado.

Estos 180 que imponen el pago de IRPF, IVA, Contribuciones especiales y cotizaciones por carácter de seguridad social por ejemplo, genera que la persona comience a devengar ingresos para el disfrute propio a partir de la fecha del 29 de junio, dato sumamente increíble que nos manifiesta el informe de Cvismo en el presente año.

En este informe se desglosa lo empleado en el término “liberación fiscal” en los diversos ciclos laborales de una persona de acuerdo a su edad, por lo que el informe manifiesta que si se tiene entre 16 a 24 años de edad, el aporte laboral que haces para el pago de tus impuestos en un año es de 151 días, mientras que una persona con poco tiempo para entrar en la modalidad de tercera edad, o vejez, 55 en adelante, dedica 186 días del año para pagar impuesto a hacienda.

Sin embargo este es uno de los puntos fuertes que ha discutido el gobierno y que al parecer, se sitúa en una de esas modalidades imposibles de cambiar, pues con las espectaculares cifras del producto interno bruto y el increíble incremento de la economía española, dan como conclusión que las políticas fiscales han sido más que adecuadas, hasta tal punto, que han generado proyectos que en décadas anteriores eran considerados imposibles incluso de debatir, dado el déficit fiscal que presentaba el país, pues hoy en día, a pesar que como contribuyente se vive una situación de infierno, se establece que es una situación altamente positiva en materia fiscal, ya que los contribuyentes pagan sus cotizaciones e impuestos puntual y eficazmente.

Jóvenes de hoy día perdidos laboralmente

¿La generación de jóvenes estudiantes de hoy en día se sienten cada vez más fracasados? Está claro que la situación laboral no es tan alentadora como antaño, ahora se trabaja más horas por menos salario y quizás el trabajo que encuentren no era el que tenían pensado cuando estaban estudiando una carrera,máster o quizás un ciclo formativo sin embargo muchos de estos jóvenes han optado por coger el primer trabajo que les ha salido, en estos casos un restaurante de comida rápida, una tienda de ropa o un trabajo de comercial de seguros es lo más ofertado para esta generación perdida.

Por otro lado muchos jóvenes de esta generación actual han dejando de estudiar a una edad muy temprana, quizás por la falta de motivación al ver que una persona con carrera ha terminado trabajando en el Burguer King o porque la situación laboral en España a pesar de que ha mejorado los últimos años sigue siendo una situación afectada por la famosa crisis del 2008.

Otros en cambio han optado por emigrar, jóvenes que piensan que si el trabajo no se encuentra en España se encontrará en el extranjero, quizás en la mayoría de las ocasiones estos jóvenes ya no regresen a su país de origen y sean parte de la generación española que se ha perdido, un aspecto muy negativo para nuestro país pero también muy presente en muchas ocasiones debido a este panorama que seguimos viviendo actualmente.

En todos los casos vemos como este grupo de jóvenes ha nacido en un momento delicado laboralmene hablando ya que sus salidas no serán las mismas y por tanto las oportunidades serán menores que antes, sin embargo no hay que perder la esperanza y seguir luchando por esta generación de jóvenes ya que son parte del futuro de nuestro país.

Casi cien mil españoles se fueron del país el año anterior.

El número de jóvenes que se van en busca de un mejor futuro en el extranjero ha aumentado con respecto a los años 2013 y 2014, pues casi 100 mil es la cifra que establece el  Instituto Nacional de Estadística con un incremento del 23% el año pasado y la cifra sigue aumentando. Pues la razón principal de esta cifra es la increíble poca oferta de empleo encontrada en el país, y la poca calidad de salario que manifiestan los jóvenes al ver que por fin se consiguen con una oferta laboral, pero para su desgracia lo que ocurre es que son contratados por un periodo de tiempo determinado, con unas horas laborales nada flexibles y un sueldo que no se ve reflejado en su esfuerzo trabajado, por lo tanto deciden conseguir mejores oportunidades en el extranjero.

Algunos destinos considerados por los españoles, que poseen una amplia variedad y oferta de trabajo, en conjunto con una excelente remuneración y tiempo de recreación y esparcimiento para realizar otras actividades, son fácilmente encontradas en territorios como los del Reino Unido, Estados Unidos; Ecuador, Francia y Alemania.

La tasa de españoles que emigran a territorio ecuatoriano es equivalente a los españoles que normalmente no son nacidos en España y a los menores de 15 años, por lo que se estima que estas personas son nacionalizadas españolas y que en su momento han querido regresar a tierras latinoamericanas.

Otro de los destinos preferidos por los españoles son los del territorio canadiense, pues tiene mucha similitud con lo ocurrido en Estados unidos y en Francia, la oferta laboral es sumamente alta y las condiciones de trabajo y remuneración hacen que valga la pena emigrar a dichos lugares.

El INE realizó un balance, y en sus estadísticas, el tipo de persona que emigra, se encuentra entre los 22 a los 44 años de edad y más del 50 por ciento de los emigrantes son hombres, dejando el resto a las mujeres, mientras que un 64% de las personas son nacidas en el país y el otro 36% son nacionalizados españoles, como se explicó con el caso de los emigrantes que iban a ecuador.

¿Cuál es la salida de muchos de los jóvenes que están en la generación perdida?

Muchos de los jóvenes atrapados en la generación perdida han optado por estudiar una oposición ante la falta de trabajo en España, esta situación ha supuesto que el número de opositores aumente en más de un 50% respecto al número de hace varios años, las plazas siguen siendo las mismas ya que éstas dependen del número de personas que se jubilen en ese momento, actualmente en la mayoría de las oposiciones la tasa de reposición ha sido del 100%, es decir se han intentado cubrir todas las plazas necesarias , sin embargo aunque el número de plazas haya aumentado respecto del 2008-2011 que han sido los años de inicio de la crisis, al aumentar mucho más el número de aspirantes la proporción para sacarse una plaza sigue estando muy reñida, incluso actualmente podríamos afirmar que la proporción es más complicada que antiguamente.

Muchos de estos jóvenes no han visto otra salida, ya que tras haber estudiado una carrera o un máster han visto que lo único a lo que podían aspirar era a un trabajo por horas,mal pagado en el que te explotan mucho y lo peor de todo un trabajo en el que no se sienten realizados.

Para estudiar una oposición hay que tener mucha paciencia ya que esta generación está renunciando a un trabajo mal pagado pero pagado es decir está renunciando a tener dinero y esto es un problema grave a medida que se van cumpliendo años, las ganas de estudiar disminuyen, las motivaciones desaparecen, pero ante todo tienen que tener claro que si van a optar por esta opción será un camino difícil pero muy prometedor a largo plazo.